Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino y nos abría las Escrituras? (Luc. 24:32)